¿Dolor de rodillas? Como prevenirlo y evitarlo

Los dolores de rodilla son muy comunes entre los deportistas. No solo entre los corredores, prácticamente en cualquier deporte podemos sentir molestias en nuestras rodillas. Afecta a personas de todas las edades y puede surgir de manera repentina tras hacer un determinado ejercicio o por el contrario aparecer como molestia e ir aumentando poco a poco. Esto sucede principalmente cuando sometemos las rodillas a ejercicios o metas para las que no están preparadas.

A continuación te damos unas pequeñas pautas para que no te suceda:

Haz ejercicio especifico de fortalecimiento de rodillas

Los ejercicios de rodillas son muy poco populares porque muchas veces hacen que se repitan y aumenten los dolores. No obstante son necesarios para fortificar este área.

Las sentadillas son tu máximo aliado. Son un ejercicio muy completo para fortalecer la musculatura de las rodillas (además de tonificar las piernas). Con las piernas ligeramente abiertas a la altura de la cadera, baja lo máximo posible y mantén la postura unos segundos. Repite el ejercicio varias veces dentro de una misma serie. Series de 1 minuto con 30 segundos de descanso son perfectas para este cometido.

Calienta siempre antes de empezar con los ejercicios

Ejercicios de calentamiento te aseguran que las rodillas están preparadas para comenzar. Realizar círculos en ambos sentidos es un ejercicio sencillo y eficaz. Si vas a correr puedes empezar caminando 5 minutos antes de comenzar. Los estiramientos de los músculos adyacentes (parte frontal y trasera) también son importantes.

Mantén tu peso en el nivel óptimo

Los problemas de sobrepeso son muchas veces los causantes de los dolores de rodilla. Si mantienes tu peso en el nivel óptimo estás asegurándote no ejercer una presión demasiado elevada sobre tus rodillas, además de los beneficios adicionales que esto conlleva.

Utiliza un calzado apropiado

Para cada actividad utiliza el calzado más apropiado que se ajuste al pie sin apretar, sean de buena calidad y tengan una buena amortiguación.

Evita correr cuesta abajo

Cuando corremos cuesta abajo las rodillas se sobrecargan más de lo habitual y pueden provocar lesiones si lo hacemos de manera continuada. Cuando te encuentres con una cuesta, trata de caminar rápido y no ejercer presión.

Si aparecen las molestias

El dolor común de rodillas puede aliviarse si se toman las medidas pertinentes. Cuando aparecen las primeras molestias es recomendable detener las actividades que causen el dolor y guardar un mínimo reposo. Además también se puede aplicar frío de manera local para detener una posible hinchazón y mantener la pierna elevada el máximo tiempo posible. Dormir con una almohada bajo la rodilla también puede ser útil.

Si el dolor es causado por un accidente debes acudir inmediatamente a un médico especialista.

Acude al doctor si las molestias persisten

Debes acudir al doctor si:

  • No puedes soportar peso en la rodilla.
  • Tienes un dolor intenso aunque no estés soportando peso.
  • La rodilla se dobla, produce un chasquido o se bloquea.
  • Tienes mucha inflamación, fiebre o enrojecimiento o calor alrededor de la rodilla.
  • Aún tiene dolor después de tres días de reposo.

Fuente: Medline Plus (Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU)

Etiquetado con: , , , , , , , , , ,
Publicado en Blog
Entradas

Contáctanos

E-mail: info@gym-in.com
Skype: usuario "gym-in"

Leer más

RUTINAS MES A MES

Descubre nuestro calendario con rutinas diarias que te harán ponerte las pilas!

Leer más

LO QUE OPINAN NUESTROS CLIENTES

Vivo en un pais que no es el mio y tener este tipo de opciones para ejercitarme me parce genial!

-- Vanessa Ibarra --